RSF solicita a la Corte Penal Internacional intervención en México por crímenes contra periodistas

La Corte Penal Internacional atiende crímenes de lesa humanidad. Foto: Cortesía RSF.

En 12 años, se han registrado 116 actos de violencia contra la prensa que la organización internacional considera de lesa humanidad

En los mandatos de Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018), se registraron 116 crímenes cometidos contra periodistas debido a su labor informativa: 102 asesinatos y 14 desapariciones forzadas, según datos presentados por RSF.

En su visita a México, Christophe Deloire, Secretario General de Reporteros Sin Fronteras, anunció al Gobierno de México que acudió a la Corte Penal Internacional para enterar sobre los crímenes contra periodistas en este país, que suman 116 actos de violencia en los últimos 12 años.

“(Crímenes que) deben ser tipificados como crímenes de lesa humanidad, de acuerdo a lo estipulado en el artículo 7 del Estatuto de Roma, que establece la competencia de la CPI”, precisa el comunicado emitido por la organización.

Balbina Flores, representante de RSF en México, explicó que estos crímenes contra los periodistas deben ser considerados de lesa humanidad porque son agresiones contra la población civil y el Gobierno mexicano no ha intervenido para detener estas acciones.

“La perspectiva de nuestra organización es que, de acuerdo con éstos principios de la Corte Penal Internacional, ha habido un ataque generalizado y sistemático contra una población civil, es decir, los periodistas. Que fueron cometidas conforme a una política de Gobierno que se vino estableciendo, precisamente, con esta sistematicidad y generalidad con las que se vinieron dando, es decir, en casi todas las entidades del país se cometieron estos crímenes, y son reiterativos”, expuso.

“¿Y quienes cometieron estos crímenes? Fueron cometidos por fuerzas de seguridad o por narcotráfico, algunos ellos vinculados a actores políticos. Y, sobre todo, que estos crímenes no fueron cometidos de manera espontánea, sino que fueron planeados para llevarse a cabo su ejecución”, dijo.

Flores consideró que el Gobierno de México ha impedido la violencia contra la prensa.

“Hemos denunciado constantemente la impunidad que prevalece entorno a los asesinatos y desapariciones de los periodistas en México, sin que haya retrocedido en ningún momento. Una impunidad en los asesinatos de periodistas de más del 99.14 por ciento y en el caso de las desapariciones del 100 por ciento. Esto es algo inadmisible en un país que no está en guerra”, criticó.

En su visita a México, Deloire se reunió con Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez, Subsecretario de Derechos Humanos, el martes 12 de marzo, aun cuando la reunión estaba programada inicialmente con el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, “aunque esto no ocurrió de última hora”, precisa un boletín emitido por RSF.

El representante de la organización defensora de periodistas le expresó a Encinas Rodríguez su preocupación por la violencia ejercida contra los reporteros.

“El país sigue siendo uno de los más peligrosos del mundo para la prensa. RSF exhortó a las autoridades mexicanas a considerar la justicia en ‘estado de emergencia’, por lo que recomendó que se implemente lo antes posible un ambicioso plan de lucha contra la impunidad. También lo incitó a que México respete los compromisos internacionales en lo que se refiere a la protección de periodistas”, se advierte en el documento enviado por la organización.

Después de la reunión con Encinas Rodríguez, Flores consideró que el Gobierno mexicano mostró voluntad política para revertir la situación de violencia que afecta al gremio periodístico.

México se encuentra en el lugar 147, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa que elaboró la misma organización.