Rocío Gallegos, rompiendo techos de cristal

En Ciudad Juárez, situada en la frontera entre México-Estados Unidos, la periodista ha coordinado equipos para cubrir la violencia generada por la delincuencia y, recientemente, emprendió su propio medio de comunicación.

Rocío Gallegos, periodista en Ciudad Juárez, fue director editorial del Diario de Juárez y ahora está al frente del nuevo proyecto periodístico La Verdad Juárez.

Rocío Gallegos es una de las mujeres periodistas pioneras que se atrevió a cubrir temas temas de corrupción y violencia en Ciudad Juárez, una ciudad que aún está entre las metrópolis con las tasas de homicidio más altas del mundo.

Ella ha sido reportera, editora y directora editorial. “Eso es uno de los grandes logros que he podido tener: haber enfrentado barreras de género, o sea, los techos de cristal que a veces están idealizando tácticas para que nosotras no podamos tomar el mando en algunas estructuras de patriarcado dentro del periodismo”. “Ha sido muy importante lo que el periodismo me ha dado oportunidad de hacer. Para mí, fue muy importante ser de las periodistas juarenses que hemos tenido una irrupción en la información general y poder arribar a estos espacios de decisión”, reflexiona.

En 1993, Rocío Gallegos inició su carrera periodística en el periódico Norte de Juárez. Después de dos años de trabajo, dejó el medio y se unió a la redacción de El Diario de Juárez, en el que progresivamente ascendió de reportera a editora de la sección económica, editora de  portada, jefa de información local, jefa de la unidad de investigación y, en 2013, asumió la dirección editorial.

Cinco años más tarde, en febrero de 2018, deja la dirección y emprende la aventura de construir el proyecto periodístico La Verdad Juárez, un medio digital de noticias, al lado de la periodista Gabriela Minjares.

“Soy de las pocas que ha dirigido un medio de comunicación en el Estado de Chihuahua y eso ha sido sido muy importante porque cuando las mujeres empezamos a tener espacios en los medios, empezamos a incursionar a algunos puestos de mando, como las unidades de investigación, jefaturas de información, dirección editorial”, dice.

Lo más difícil que realizó al frente de la redacción del Diario de Juarez fue dirigir a las y los reporteros en dos momentos violentos que marcaron a la ciudad fronteriza: la cobertura de los feminicidios en 1999 durante el periodo conocido como “Las muertas de Juárez”, y la guerra contra el narcotráfico declarada por el ex Presidente Felipe Calderón (2006-2012).

“Estar al frente de este equipo me ha dado fuerza para seguir avanzando, abrir espacios y poder apostarle a lo que es el periodismo”, reconoce.

Esa violencia también alcanzó a sus compañeros periodistas. En 2008, fue asesinado Armando Rodríguez Carrión, , y, en 2010, Luis Carlos Santiago,

“A ellos los mataron por hacer su trabajo”, acusa, “es algo que indigna, incluso que empuja a seguir defendiendo nuestro derecho hacer periodismo, a nuestro derecho de libertad de expresión y a nuestro derecho de libertad de información”.

Rocío Gallegos nació en Nueva Rosita, Coahuila. Ella recibió el premio Knight International del Center for International Journalists en 2011.

Nace red ante emergencia social

La violencia generada por la delincuencia organizada en el tráfico de drogas la sorprendió en la redacción de El Diario de Juárez. Rocío Gallegos se reunía con sus compañeros de trabajo para repasar el saldo de la jornada laboral: la cobertura de 20 personas asesinadas en un día. En la plática con sus colegas, exteriorizó el desgaste emocional que le provocaba ver a Ciudad Juárez convulsionada.

“Es la sensación de saber que tú estabas en riesgo, que tu familia estaba en riesgo, que volteaste a verte al espejo y sentirte vulnerable”, expresa.

Para defenderse de la violencia contra los periodistas, el 11 de abril de 2011 se reunió con las periodistas Luz del Carmen Sosa, Gabriela Minjares y Araly Castañón y fundaron la Red de Periodistas de Juárez.

“Nacimos en una situación de emergencia social. En 2011, veníamos ya con rebote de haber enfrentado una violencia inédita en esta comunidad fronteriza por la guerra entre los diversos grupos de narcotráfico que tenían la delincuencia organizada. Entonces, se desató una violencia inédita, de grandes proporciones, y donde ya habíamos perdido a dos colegas”, explica.

“Entonces, nosotros sentimos que el gremio necesitaba un espacio de solidaridad, necesitaba un espacio de articulación, necesitábamos un espacio para ver y atender todas esas cosas que sentíamos nosotros que ya estábamos desgastados. O no podíamos seguir avanzando y, sobre todo no podíamos dejar de hacer periodismo, no queríamos dejar de informar. Y necesitábamos darle una batalla a ese silencio que se quería imponer en medio de esta violencia”.

La trinchera

Por congruencia a sus principios, Rocío Gallegos cuenta que renunció al Diario de Juárez. “Yo renuncié por principios y congruencia, mi creencia que el periodismo no debe de estar cerca ni al servicio del poder”.

“Emergimos en medio de condiciones complicadas de lo que es la narcopolítica, vimos también que nuestro contexto de control informativo se intensificó, hay un control muy fuerte de los medios en Ciudad Juárez. Las presiones hacia los medios de comunicación y las agresiones contra periodistas desde instancias oficiales, aunado a una serie de despidos y renuncias por conflicto con líneas editoriales”, describe.

En este contexto, nace el proyecto periodístico La Verdad Juárez. “Nosotros dijimos: tenemos que tener un propio espacio donde podamos seguir haciendo periodismo más allá de buscar burlar esas líneas editoriales… estamos emprendiendo desde una trinchera, desde una resistencia”.

En febrero de 2018, renunció a la dirección editorial de El Diario de Juárez y fundó, junto con la periodista Gabriela Minjares, La Verdad Juárez, un medio de periodismo de investigación que nace en junio del mismo año.

“El reto es muy grande porque traemos una experiencia de cobertura periodística que ahorita tratamos de compaginar con un aprendizaje de algo nuevo que es impulsar un modelo también de negocio, una nueva propuesta periodística. Sigo rodeada de mujeres, estoy con Gabriela. Es algo que no es planeado, la vida así nos lleva, a poder trabajar con mujeres”, dice.

-¿Qué sugerencias le podrías dar a las mujeres que están ahora al mando de redacciones o un medio en México?

Es complicado porque es muy difícil decir este es un consejo que te puedo dar… Lo más importante, yo creo, es defender tus ideas, siempre buscar prepararte. En la toma de decisiones y, en el hecho de estar generando propuestas, ideas, es de repente un desgaste; pero lo más importante, yo creo, es nunca perder el contacto con lo que ocurre en la calle. Nunca te puedes perder la realidad.

One Reply to “Rocío Gallegos, rompiendo techos de cristal”

  1. Mujer ética que conozco desde hace algunos
    años, fiel a sus ideales extraordinaria redactora
    Adelante con los IDEALES
    Seguiré siempre atenta a tus artículos y de
    Todas las grandes periodistas Juarences,
    que saben informar y lograr el cambio que tanto buscamos
    Saludos

Comments are closed.